la voz del estudiante

Millones de alumnos aislados en sus cuartos, en el mejor conectados con su tableta, portátil o desde su smartphone para intentar mantener una “cierta normalidad” de clase, de “vida estudiantil”. Pero si nos percatamos, está solo en su habitación a través de una pantalla, asaltándole miles de preguntas sobre lo que está pasando, sobre cómo será su futuro, sobre lo que vivirá mañana, viviendo sin instrucciones y en ocasiones sin respuestas externas, tan sólo con su voz. Una voz en ocasiones débil, otras muy estridente, pero es el momento de escucharla, de empoderarla y sobre todo de ofrecerles las herramientas para que ellos hagan escucharse.



Antecedentes


La escuela del S.XIX educaba en la repetición, en la ejecución de tareas para poder estar preparados para la sociedad industrial, donde la voz, la opinión de cada uno de nuestros alumnos no era importante. Ya Robert Darton, en un articulo ya clásico, The library in the New Age (New Times, 2008) hablaba de las 4 grandes revoluciones en la difusión del conocimiento: La invención de la escritura, la sustitución del rollo por el códice, la imprenta 1450 y en el S.XIX con la imprenta industrializada, y la Era digital. Y es ahora donde debemos de ofrecerá nuestros estudiantes el poder empoderar su voz para hacerla participativa.

Es Dolores Reig introduce el concepto de TEP (Tecnología del Empoderamiento y la Participación) donde nos propone que el ciudadano ha de poder empoderarse para participar en la vida ciudadana. Seguro que es el objetivo fundamental en nuestras actividades el fomentar y consolidar la competencia del pensamiento crítico en nuestros alumnos, por ello, para lograrlo, ¿No deberíamos ofrecerles en la escuela la posibilidad de ser Alumnos Críticos con su propia voz? Alumnos participativos, que ayuden con sus opiniones a la gestión activa del centro, donde su opinión y voz sea escuchada, reconocida y empoderada.5 beneficios de la Voz de los estudiantes en tu centro

Al hablar de los beneficios de la Voz de los Estudiantes es ofrecerles la posibilidad de que fundamente su espíritu crítico, en contextos complejos como los que estamos viviendo hoy en día. Una sociedad que, de la noche a la mañana, cierran las escuelas, para abrir las pantallas en sus habitaciones. Y en este nuevo contexto, la voz puede quedarse en un volumen muy bajo. Es por ello por lo que el darles su altavoz no solo les va a ayudar a ellos, sino a toda la clase, al centro, en definitiva.


5 beneficios de la Voz de los estudiantes en tu centro


1.Empoderar la voz del alumnado en momentos de crisis: Empatía


Nuestros alumnos están confinados en sus casas, como nosotros, en España, llevamos más de un mes y medio, trabajando a través de las diferentes herramientas que la tecnología nos ofrece para poder reproducir el contexto del aula. Para ello herramientas como Microsoft Teams, por ejemplo, ha facilitado el mantener el contacto para desarrollar sesiones de unos 40 minutos donde el alumnado participa activamente. En diferentes clases, se les ha pedido que ellos propusieran canciones de grupos de música que ellos mismos quieran compartir, o bien, por las letras, por la significación personal, tan solo tenían que estar en la materia que impartíamos por darle un hilo conductor. De esta forma, el alumnado puede manifestar sus emociones a través de esas canciones. Todo el alumnado participa compartiendo la canción que escuchamos al inicio de la clase, comenzamos con energía. De esta forma individualmente pueden expresar sus sentimientos, pero el resto desarrolla la empatía, entendiendo su postura, las razones de su elección y compartiendo el momento. La empatía es competencia que nos va a facilitar el trabajo en equipo, la negociación y el resto de las habilidades blandas que van a necesitar en los momentos de crisis.


2.Organizar actividades de celebración: Autogestión


En nuestros centros educativos tenemos días de celebración, donde le aspecto lúdico está potenciado. El último día antes de las navidades, Halloween, las festividades de fallas, son muchos los días en los que nuestros alumnos pueden tomar la palabra para decidir, organizar las actividades que se realicen a lo largo de esa mañana. Por ejemplo, porque no crear una Junta de decisiones, donde representantes de las diferentes aulas, comenten las actividades y las planifiquen: un break-out en la ciudad, retos fotográficos reproduciendo la perspectiva de una fotografía antigua. Todas estas actividades propuestas por el alumnado con la supervisión del profesorado que desarrolla el proyecto a lo largo de este curso 2019-2020 los ha llevado a esa autogestión o regulación. Toda esta gestión realizada a través de la herramienta de Microsoft Teams, con formularios compartidos para conocer sus intereses iniciales. Esta competencia les ayudará en la consolidación de la autonomía, que les va a ayudar en los días venideros, cuando su vida estudiantil se pueda ver afectada por otro momento como con el que estamos viviendo: una pandemia con clases online, donde l autonomía del alumnado es clave para que puedan obtener resultados positivos sin llegar a abrumarse.


3.Aprendiendo a valorar las cosas cercanas: Resiliencia


Estos meses necesitamos proyectarnos en el futuro, en ese mañana que llegará con una “nueva normalidad” que desconocemos completamente; nos mantenemos gracias a través de volver a ver a los seres queridos, a pasear por la playa, la montaña o sencillamente tomar un café o asistir al cine sin mascarillas o sin guantes. Esa espera no es otra cosa que la Resiliencia. Pero ¿cómo podemos ofrecer oportunidades a nuestros alumnos esta competencia? Valorando lo que nos hace sonreír cada mañana, en el contexto que hemos vivido: el poder recibir una llamada de teléfono, el conectar con tus compañeros, el poder hacer pan casero, el pasar más tiempo con tu familia, el jugar al parchís o ver una película todos juntos como hacía meses que no sucedía. Estas pequeñas cosas son las que dibujan una sonrisa a mis alumnos como me comentaron en sus vídeos de flipgrid en la tercera semana de confinamiento. Una apuesta por que compartieran aquello que les está ayudando a mantener este confinamiento. El ser consciente de cómo proyectarnos en ese futuro es la fuerza que nos ayuda en el camino.


4.Descubriendo que todo no es lo que parece: Pensamiento Crítico


En ocasiones hemos mirado una fotografía que nos ofrece una perspectiva donde los elementos que aparecen están muy cercanos, y podemos interpretar que hay una aglomeración, pero en la realidad, la distancia entre los elementos es mayor, y la aglomeración no era tal. Las cosas que solo miramos sin un pensamiento crítico pueden llevarnos a una percepción errónea. Esta situación la hemos comprobado en la prensa en estos días de confinamiento, intentando crear una opinión que no se ajusta a la realidad. Este ejemplo nos ilustra en la necesidad de ofrecer herramientas a nuestros alumnos para que desarrollen, afiancen el pensamiento crítico. El realizar preguntas que cuestiones, que valoren la verdad como tal, o sencillamente que expliquen su interpretación de los acontecimientos va a ser una de las múltiples posibilidades para trabajarla. Una de las herramientas que ya hemos comentado anteriormente, como flipgrid no permite la posibilidad de que nuestros alumnos comenten, expliquen su interpretación a partir de pequeños vídeos. De hecho, una de las actividades que finalizaban un proyecto de lectura, nos llevó a preguntarles cómo podían relacionar la trama y los temas del libro que se habían leído con la situación que estábamos viviendo en estos momentos. Muchos de ellos, lo relacionaron con el aislamiento, con el fallecimiento de seres queridos, con el apoyo, con el amor de la familia, por citar algunos ejemplos. Argumentaron su reflexión con ejemplos, con sus emociones y sentimientos. Esa sencilla acción les ayuda a algunos de ellos a poder tomar conciencia de la situación y de las necesidades que ellos mismos han de tener para no admitir la realidad mostrada como única. No existen las realidades únicas, ni la verdad construida con las noticias faltas, o las realidades construidas según los intereses de quienes nos la muestran. Esa reflexión ha de estar latente en todo momento en nuestros alumnos para que la sociedad de ahora y de mañana sea más justa.

5.Compartiendo por un único objetivo: Colaboración


¿Qué es un discurso si no hay nadie quien lo escuche?, ¿Cuántas veces hemos escuchado en una clase por un profesor si existe el ruido, si no hay nadie quien lo escuche? Somos sociales, necesitamos como seres humanos sentirnos parte de un grupo, y lo manifestamos. En España desde el primer día de confinamiento los ciudadanos hemos salido a nuestras ventanas, nuestros balcones para aplaudir por aquellas personas que luchan en primera línea por el resto: Sanitarios, bomberos, fuerzas del orden, agricultores, transportistas, personas que trabajan en los supermercados… todos aquellos que han continuado trabajando para lograr vencer a la covid19. Colaboramos desde nuestras capacidades, desde nuestros ámbitos de acción o capacidades… Y esta lección es una de las que más están consolidando nuestros alumnos. De ahí que con la herramienta de flipigrid dejásemos unos vídeos de ánimo los unos a los otros para poder ayudarnos en estos días de desánimo, porque en todos los comentos no podemos estar con las energías altas, así gracias Flipgrid con los retos semanales que hemos ido proponiendo al alumnado de forma voluntaria hemos podido entablar un sentimiento de ánimo y soporte entre los compañeros de clase, con el objetivo último de colaborar de darnos soportes los unos a los otros, a partir de su propia voz en un momento en el que están solos en sus casas conectados a través de una pantalla.



La voz de los Estudiantes: potenciando las soft-Skills.

Los 5 beneficios que nos aporta la Voz de los Estudiantes a nuestras clases son el trabajar los Soft-Skills. Como comentábamos al principio, en el siglo XIX la escuela educaba para una sociedad industrial, nosotros no podemos dejar de tener presente que educamos para solucionar problemas que desconocemos, para situaciones imprevistas, que jamás hubiese pensado que tuviésemos que pasar más de mes y medio en casa sin salir.

Las actividades sencillas que nos van a ayudar a mejorar la interacción de los alumnos, el ambiente de clase y construir un entorno de aprendizaje para nuestros alumnos. Y más en estos momentos en los que la posibilidad de hacerlo es usando la tecnología para acompañarlos, para ayudarles a empoderar su voz, en definitiva, para escucharse a sí mismos


Sobre la autora


Angels Soriano


Àngels Soriano Sanchez, docente de lenguas en Martí Sorolla II (Grupo Sorolla, centros concertados) en la ciudad de valencia (España). Formadora en la consultora Global Learning. Microsoft Innovative Educator desde 2014, Microsoft Fellow desde 2017, Flipgrid Students Voice Ambassador desde 2018. Apasionada de la Educación y de cómo las Tic pueden mejorarla. Promueve el primer Twitter chat en catalán sobre educación y Tic en 2015 (@Xatac_5), y componente del equipo del Twitter chat @Edulunes5, un Twitter chat organizado por Espiral y @Xatac_5. Colaboradora también en la asociación @1entretants, docentes de valencià vinculados a las Tics. Siempre bajo el lema: compartir es crecer.

Twitter: @angelssoriano74

Email: angelssorianosanchez@hotmail.es

0 views